Descargar en Querido hermano Maximino; queridos sacerdotes; queridos hermanos en Cristo. Nos reúne en este día el deseo de honrar a Santa María de Guadalupe, “la Madre del verdadero Dios por quien se vive”. Como parte de nuestro tributo, queremos decirte, “señora del cielo”, que has venido a visitarnos como visitaste a tu prima Isabel,…