La fiesta de la Pascua es tan importante, que un solo día no nos alcanza para festejarla. Por eso la Iglesia ha fijado una octava de Pascua para contemplar la Resurrección y un Tiempo Pascual (cincuenta días) para seguir festejando la Resurrección del Señor.

La Octava de Pascua se trata de la primera semana de la cincuentena; se considera como si fuera un solo día, es decir, el júbilo del Domingo de Pascua se prolonga ocho días seguidos. Esta semana es como un largo domingo, en el que cada día es día de Pascua.

Te sugerimos que vivas esta fiesta de la vida en familia y celebres con gozo la Resurrección de Jesús. Aquí algunas ideas:

  1. ¿Cómo celebramos en familia cualquier fiesta importante? El cumpleaños de nuestros hijos, nuestros aniversarios, un casamiento… ¿Por qué no invertimos el mismo tiempo, dedicación y recursos para celebrar la gran fiesta de la Pascua?
  2. El cirio pascual de la familia: este cirio lo encendemos la noche de la Pascua y puede acompañar nuestra mesa familiar a lo largo de toda la octava de Pascua, decoramos con papelitos de colores, corazones que representen a cada uno de los miembros de la familia, la idea es encenderlo cuando nos reunimos alrededor de la mesa para compartir los alimentos.
  3. Signos de fiesta:globos, guirnaldas, carteles en la puerta de casa, letreros, etcétera, que expresen un ambiente festivo, ayúdate de citas bíblicas.
  4. La mesa familiar:Durante 8 días se viste de fiesta. Con las mejores cosas, las que ponemos para cuando vienen invitados importantes: manteles, flores, copas…
  5. Cuando hay fiesta hay cosas ricas en la mesa, seamos creativos en preparar algo rico para cada día de esta fiesta.
  6. Saludos y bendiciones:para cada día, podemos preparar tarjetitas con algún saludo o bendición especial para cada uno. Las ponemos en la canasta del cirio Pascual, o en el plato de cada uno. Pueden ser deseos, o textos cortos de los evangelios de la resurrección. También pueden ser intenciones, deseos o propósitos a cumplir en este tiempo Pascual.
  7. Gesto solidario:aprovechemos este tiempo de Pascua para pensar en familia algún gesto solidario que podamos hacer en favor de los más necesitados, de Caritas Parroquial, o de algún vecino o miembro de la familia que está necesitando nuestra ayuda.

Estas son sólo algunas sugerencias, pongamos en práctica la creatividad de toda la familia y ¡celebremos la alegría de la vida, contagiando a los demás de este inmenso gozo!

¡FELICES PASCUAS DE RESURRECCIÓN!

Write a comment:

*

Your email address will not be published.